Saltar al contenido

Método Montessori para Aprender a Leer

Ayude a sus hijos a leer y escribir con el método montessori. Aquí encontrarás las características, la manera en que se aplica el método, las ventajas e inconvenientes y los principales materiales didácticos que diseñó María Montessori para que los ninos aprendan.

¿Qué es el Método Montessori?

Es un modelo educativo creado por la italiana María Montessori a finales del siglo XIX y se caracteriza por brindar un espacio ordenado, simple y real bajo valores como respeto, solidaridad y libertad. Con este método, los niños manipulan materiales didácticos que son científicamente diseñados para que jueguen y aprendan. La ventaja de sus materiales es que el niño puede caer en el error y será capaz de reconocerlo y de buscar mejorar.

En éste metodo, el adulto es un observador, un guía, un moderador y el niño es un ser activo y no pasivo como en otros métodos.

Características del Método de María Montessori

¿En qué consiste el Método Montessori? A continuación te decimos las principales características:

  • Es uno de los más populares entre pedagogos y docentes porque respeta el progreso individual del niño generando un entorno de confianza, autoestima y autonomía.
  • El principio básico de María Montessori respecto a la lectoescritura es dar libertad al niño para que descubra las letras y las palabras por él mismo.
  • Se requieren de materiales sensoriales que lleven al niño a conocer la grafía y el fonema de las letras mediante el uso de sus sentidos.
  • A diferencia de métodos tradicionales que se basan en la memorización de letras y sílabas, el método Montessori se centra en los fonemas de forma independiente porque son las unidades de sonido más pequeñas y por lo tanto es más fácil de que el niño las aprenda.
  • El método destaca la conciencia fonológica por lo que en lugar de nombrar la letra con su nombre se mencionan por su sonido, por ejemplo: la D, en lugar de llamarse de la mencionan con ddd.
  • El método montessoriano se puede comenzar a utilizar desde edades tempranas ya que se comienzan a practicar actividades desde los 12 meses para preparar al infante para la lectoescritura.
  • Las actividades necesitan ser dirigidas por el niño en donde manipulan materiales bajo la observación de un adulto.
  • El objetivo es potenciar al niño en un ambiente estructurado. Para María Montessori, el niño aprende haciendo y por ello es muy importante la manipulación.

¿Cómo se logra la Lectoescritura con el Método Montessori?

Todo comienza con la ejecución de actividades de vida practica como lavarse las manos, hacer la cama, preparar la mesa, actividades sensoriales, etc. Después, poco a poco, realizar éstas actividades comienza a despertar el interés de los niños por las letras y es cuando se comienzan a presentar los sonidos. Recuerda que para María Montessori no es importante la edad porque ella se basa en los periodos sensibles.

Una vez que reconoce los sonidos se presentan las letras de lija y los demás  materiales didácticos y a la par va componiendo palabras que va leyendo y escribiendo.

Necesidades Previas a la Lectoescritura

Es necesario que antes de comenzar el proceso de aprender a leer y escribir, el niño requiere:

  • Tener control de su cuerpo.
  • Adquirir coordinación óculo – manual.
  • Lateralidad y ubicación espacial: arriba, abajo, cerca, lejos, derecha e izquierda.
  • Psicomotricidad fina para que pueda tomar el lápiz.
  • Motricidad gruesa para poder hacer trazos grandes.

Éstas habilidades se buscan desarrollar indirectamente con actividades de la vida práctica, como por ejemplo:

  • Transferir agua de un bote a bote con una esponja.
  • Doblar servilletas.
  • Barrer.
  • Guardar cubiertos.
  • Ayudar a limpiar.
  • Doblar y organizar la ropa.

Materiales Didácticos Montessori para Aprender a Leer y Escribir

María Montessori creó varios materiales para que los niños manipularan y aprendieran mediante sus sentidos. ¡Vamos a conocerlos!

Letras de Lija

Es uno de las materiales indispensables del método montessoriano. Puedes comprarlas o puedes hacerlas en casa con los siguientes materiales:

  • Cartulina blanca o de colores
  • Lija
  • Resistol

Lo único que necesitas hacer es recortar la cartulina en rectángulos iguales y encima pega las letras del abecedario recortadas en lija para que de esta manera cada grafía tenga relieve, lo cuál permitirá que los niños las aprecien visualmente, las toquen y aprendan mediante sus sentidos.

El objetivo de este material es que el niño repase la letra con su dedo índice y medio de la misma forma en que se escribe la grafía correctamente y al mismo tiempo pronuncie su sonido. Esto permitirá reconocer cada letra del alfabeto, la forma en que se escribe correctamente y permitirá que el niño distinga la mayúscula de la minúscula.

Alfabeto Móvil

Para éste material se requiere de una caja o bandeja que permita guardar las letras del abecedario. Las tarjetas están divididas en dos colores: las azules pertenecen a las vocales y las rojas son consonantes. Éste material lo puedes comprar o lo puedes elaborar de forma casera. Una manera sencilla de hacer tu material Montessori es con lo siguiente:

  • Cartulina
  • Imán
  • Marcador

Recorta rectángulos rojos y azules de la misma medida y escribe en ellos las vocales y consonantes según corresponda. Para finalizar, puedes poner imán en la parte trasera para que los niños las puedan utilizar en una bandeja de metal. Es importante que antes de presentar el material les expliques a los niños con palabras sencillas qué es un alfabeto y para qué sirve.

Una manera de utilizarlo es sentarte junto al pequeño, preguntarle qué palabra quiere formar y armarla. Conforme se vayan poniendo las letras, muestra el sonido de cada letra y verás que con el paso del tiempo el niño mencionará con énfasis el fonema de cada grafía.

Algunas de las ventajas de que el niño utilice el alfabeto móvil antes que el lápiz y el cuaderno es que se centra en el sonido de las letras y no en escribir perfectamente las grafías, no importa si se equivoca porque solo tiene que reacomodar las tarjetas y no necesita borrar. También permite desarrollar la concentración, atención y memoria y por si fuera poco permite desarrollar el uso de sus sentidos.

Caja de Sonidos

Necesitas una estantería de plástico con diferentes cajones y en cada uno tendrás que pegar la grafía de cada letra del abecedario en mayúscula y minúscula. Lo interesante del material es que cada cajón tendrá elementos u objetos que comiencen con dicha letra. Por ejemplo: en el cajón con la letra c puedes poner un carrito, una casita de juguete, cereal, una cereza de plástico,etc. Entre las actividades que puedes implementar son:

  • El niño puede clasificar los objetos según el sonido.
  • Puedes sacar varios objetos y sin que el niño vea necesita adivinar de qué elemento se trata, para ello necesita utilizar su sentido del tacto.
  • Clasificar los objetos por chico, mediano o grande.

Recuerda que es importante pronunciar correctamente el sonido de la primera letra de cada cajón para que se familiaricen con el fonema de las grafías.

Resaques Metálicos

Son plantillas de metal que trabajan la motricidad fina y ayudará a que el niño ejerza la presión adecuada al momento de tomar el lápiz. El material contiene figuras geométricas que el niño debe de acomodar en el lugar que le corresponde. Están clasificadas por color azul y rosa y divididas en dos filas: una tiene figuras redondeadas para practicar las minúsculas y la otra tiene trazos rectos para las mayúsculas.

Los niños necesitan marcar el contorno de la figura en el papel, luego pueden colorear el dibujo y al final encajan las piezas dónde corresponde. El objetivo es practicar el trazo de líneas rectas y curvas porque en un futuro lo utilizará en la escritura de las grafías.

Pinzas de Letras

Éste material es sencillo y económico porque solo necesitas:

  • Pinzas de madera para la ropa
  • Un marcador

Lo que tienes que hacer es escribir en ambos lados de la pinza una letra del abecedario y una vez listas puedes utilizarlas para formar palabras conocidas, formar su nombre propio o completar palabras. Utilizar las pinzas es un ejercicio excelente para entrenar su coordinación mano-ojo.

Método Montessori vs. Tradicional

¿Cuáles son las principales diferencias entre el método Montessori y los métodos tradicionales?

  • No se basa en la edad del niño sino en sus periodos sensibles e intereses propios.
  • Comienza con la presentación de fonemas y no de letras.
  • Conforme el niño domina los sonidos va trabajando las grafías con las lijas.
  • Se aprende manipulando materiales y no mediante la abstracción.
  • Se enseña a leer primero en minúsculas porque para los pequeños es mas fácil realizar trazos curvos que rectos.

Ventajas y Desventajas del Método Montessori

Todos los metodos de lectoescritura tienen pros y contras. Vamos a revisar las ventajas e inconvenientes del Método Montessori:

Ventajas:

  • Los niños aprenden a leer porque tienen el interés de hacerlo y muchos lo logran hacer de forma autónoma.
  • Es un aprendizaje manipulativo porque los niños utilizan sus sentidos para utilizar el material que es de su interés.
  • El niño es un personaje activo en el proceso de la lectoescritura y no pasivo como en otros métodos.
  • No forza el aprendizaje porque se aprovechan los periodos sensibles para desarrollar el proceso de aprender a leer y escribir cuando el niño es maduro.
  • No es un método abstracto porque se enfoca en el uso de materiales para que manipulen las letras, en la visualización de cómo se emiten los fonemas y en las vibraciones que se emiten de la garganta mientras pronuncia un sonido.
  • No son necesarias hojas impresas con letra de imprenta ya que se puede comenzar con letra cursiva.

Desventajas:

  • La mayoría de los materiales didácticos suelen ser costosos pero afortunadamente se pueden sustituir con materiales hechos por uno mismo de forma casera.
  • Puede generar indisciplina porque se da mucha libertad a los niños por lo que el adulto debe de establecer límites desde un inicio.
  • Hay conocimientos tradicionales que tal vez no se tomen en cuenta porque el niño elige lo que más le gusta